Inicio Zona Ambiental El consumo de agave, útil para personas con diabetes y obesidad

El consumo de agave, útil para personas con diabetes y obesidad

El agave con el que se produce tequila en México es el mismo que puede ayudar a personas con obesidad, diabetes y hasta osteoporosis, pues esta planta posee un grupo de moléculas bautizadas con el nombre de agavinas, que son azúcares no digeribles, característica que ha llevado a científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) a hacer experimentos que podrían tener un impacto social en el sector salud.

Investigadores mexicanos encontraron que los agavins, que son los azúcares naturales de la planta de agave, no son digeribles y pueden actuar como una fibra dietética promoviendo la pérdida de peso y la regulación de los niveles de glucosa en la sangre de personas con diabetes tipo 2.

La investigación, realizada en el Centro de Investigación de Estudios Avanzados (Cinestav) del Instituto Politécnico Nacional con sede en Irapuato, si bien señala que este tipo de azúcares no elevan la glucosa en la sangre, también subraya que los beneficios de los agavins no se encuentran en el tequila, por lo que consumir esta bebida extraída del agave no mejorará la salud de las personas con obesidad ni diabetes tipo 2. Este trabajo fue presentado durante la 247 Reunión Nacional de la Sociedad de Química Americana en Dallas, Texas.

“Aun cuando los agavins contienen azúcar fructuosa, las fructosas en agavins (fructanos) no afectan los niveles de azúcar en la sangre, ya que están hechos de fructosas vinculadas juntas en largas cadenas ramificadas, que el cuerpo humano no puede procesar”, explicó la doctora Mercedes G. López, quien encabezó este estudio.

Referente a los beneficios que este azúcar trae a los pacientes con diabetes tipo 2, la especialista detalló que los agavins reducen los niveles de glucosa e incrementan la presencia de una hormona que retarda el vaciado del estómago, lo que reduce de este modo el hambre, además de que “estos también estimulan la producción de insulina”.

El trabajo asegura que los agavins no son caros y no tienen efectos secundarios conocidos, a excepción de las pocas personas que no los pueden tolerar. Aunado a esto, los agavins están hechos de azúcar fructuosa, los cuales son los mejores azúcares para apoyar el crecimiento de microbios saludables en la boca y los intestinos.

Mercedes López dijo que los agavins suelen ser confundidos con el néctar o jarabe de agave, comercializado en tiendas de alimentos naturales, sin embargo, señaló que debido a los procesos químicos a los que son sometidos estos productos son “mucho más similares al jarabe de maíz de alta fructuosa, eliminando los beneficios de los agavins”.

Los científicos continuarán con las investigaciones, con el objetivo de lograr que este descubrimiento se traduzca en tratamientos médicos que ayuden a los miles de pacientes con obesidad, sobre peso o diabetes.

FuenteNotimex

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario