Inicio Zona Astronómica El curioso olor del espacio exterior

El curioso olor del espacio exterior

0 685

El espacio tiene un olor peculiar.  Lo sabemos porque cuando los astronautas regresan de los paseos espaciales y retiran sus cascos, puede percibirse un olor peculiar. Un olor que es distinto y extraño: los astronautas lo han descrito como “filete chamuscado”,”metal caliente” o “humo de soldadura”Nuestros exploradores extraterrestres no son muy concisos en la descripción. “El espacio”, ha dicho el astronauta Tony Antonelli, “sin duda tiene un olor que es diferente a cualquier otra cosa.”El espacio”, dice el también astronauta Thomas Jones, “tiene el olor característico de la capa de ozono, un débil olor acre.”

A todas descripciones un poco prosaicas hay que añadir el reciente descubrimiento, en una extensa nube de polvo en el centro de nuestra galaxia, de formato de etilo, y el hecho de que el éster es, entre otras cosas, la sustancia química responsable del sabor de las frambuesas. A esto se añade el hecho de que se formato de etilo huele a ron. Pongamos todo eso junto, y una cosa queda clara: la Frontera Final apesta.Pero … ¿a qué apesta, exactamente? Resulta que nosotros, y más concretamente nuestra atmósfera, somos los que damos al espacio a su sabor especial. Según un investigador, el aroma que inhalan los astronautas mientras mueven su masa desde el espacio de la estación es el resultado de “las vibraciones de alta energía en las partículas que se mezclan con el aire.”Por eso la NASA está tratando de reproducir el olor a efectos de formación, para ayudar a minimizar las sorpresas sensoriales que se les presente una vez que están allí.

think-geek-sniff-image

La agencia ha contratado al químico Steve Pearce para recrear el olor del espacio, tanto como sea posible, aquí en la tierra.Pearce captó la atención de la NASA tras haber montado en una instalación de arte titulada “Los olores imposibles,” los olores de la estación espacial MIR. (Este fue, señala, una hazaña compleja por el hecho de que algunos cosmonautas tienden a llevarse el vodka con ellos en el espacio, lo que afecta no sólo al olor de su aliento, sino también al de su sudor.) El resultado de los esfuerzos de Pearce: “Imagínese pies sudorosos y mal olor corporal rancio, mezcla ese olor con el removedor de esmalte de uñas y de la gasolina … !y entonces te acercas!”La NASA ha encargado el proyecto “Eau de Vacío” a Pierce,  que está trabajando en él durante su tiempo libre. Y las descripciones maravillosamente poéticas proporcionados por los propios astronautas le están ayudando a medida que avanza. Tales como, por ejemplo, las del astronauta Don Pettit:”Cada vez que reprimo la esclusa de aire, abro la escotilla y doy la bienvenida a dos cansados ​​trabajadores hacia el interior, un olor peculiar me hace cosquillas”, recuerda Pettit. “Al principio no lo podía ubicar. Pensaba que debía de haber venido de los conductos de aire que re-presionan el compartimiento. Entonces me di cuenta de que este olor era de su traje, casco, guantes, y herramientas. Fue más pronunciado en los tejidos que en superficies metálicas o de plástico. “Y concluyó diciendo:”Es difícil de describir ese olor, pero definitivamente no es el equivalente olfativo a algocomo “sabe a pollo”. La mejor descripción que puedo llegar a es metálico, una sensación metálica dulce bastante agradable. Me recordó a mis veranos de la universidad, donde trabajé durante muchas horas con un soplete de soldadura en un arco reparación de equipo pesado. Me recordó agradables humos de soldadura con olor dulce. Ese es el olor del espacio.”

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario