Inicio Programación Zona Médica El frío y los dolores articulares

El frío y los dolores articulares

Especialista propone tips para combatirlos

Es común y frecuente que el invierno y su frío traigan molestias y dolores en las articulaciones. Nudillos, muñecas, rodillas y tobillos suelen ser los más afectados y nada peor que el invierno cuando sufrimos de artritis, osteoartrosis, reumatismo, fibromialgia u otras dolencias.

El invierno intensifica los síntomas

                Para saber cómo evitar estas dolorosas molestias conversamos con la doctora  Rosario Rivera Machuca, especialistas en medicina física y rehabilitación de la Clínica Chacarilla. “El abrigo es el primer recurso a nuestro alcance y no debemos esperar a sentir frío para abrigarnos. Sin embargo –agrega la doctora Rivera- pasado los 40 años y más si se sufre de alguna de estas enfermedades, el dolor en las articulaciones por el frio puede ser insoportable, por ello es recomendable considerar un refuerzo con colágeno, sustancia que nuestro organismo comienza a perder a partir de los 30 años. El colágeno tiene muchos beneficios:

1.       Ayuda a prevenir los dolores articulares porque contribuye a la formación de cartílago que es como un caucho que absorbe los impactos causados por el movimiento. Si el cartílago está bien no empezarán los dolores.

2.       Alivia el dolor en las articulaciones. Tomar colágeno regularmente, ayuda a recuperar los cartílagos y reduce significativamente los malestares.

3.       Devuelve la  movilidad articular.  La fricción entre los huesos por la reducción de cartílago causa  dolor y limita el movimiento. Reparado el cartílago con colágeno se elimina la fricción y se recupera el movimiento.

4.       Fortalece las articulaciones. Articulaciones sanas son articulaciones fuertes que hacen mejor su trabajo. Razón por la que tomar colágeno puede evitar su debilitación y muchas dolencias y malestares.

Lo último en colágenos

              Existen diversas fuentes de colágeno. Sin embargo debido al tamaño de sus moléculas, nuestro organismo asimila en el mejor de los casos solo el 20% del colágeno que ingerimos. Es por ello que biotecnólogos canadienses -explica la doctora Rivera- descompusieron el colágeno, mediante un procedimiento llamado AminoLock, en partículas de pro-colágeno 90 veces más pequeñas que son absorbidas hasta en un 98%. Estas nos proporcionan los insumos que componen el colágeno y ayudan a nuestro organismo a producirlo. Los colágenos producidos mediante este procedimiento resultan algo más caros pero son 10 veces más efectivos.

Fuentes de abrigo a nuestro alcance

                Existen -agrega la especialista- una serie de recursos a nuestro alcance y precauciones a tomar en cuenta que pueden ayudarnos mucho.

·         Ropa de algodón pegada al cuerpo. Pantalonetas y camisetas.

·         Chalinas y gorros de lana. Puede estar a la moda y abrigado.

·         Guantes y medias de lana. Mitones si debemos trabajar.

·         Calefacción artificial moderada si es posible, evitando los cambios bruscos de temperatura.

·         Bolsa de agua caliente por las noches.

·         Y por último, cuide de abrigar bien sus pies, por ahí sube el frio.

NO HAY COMENTARIOS

Deja un Comentario


*