Inicio Destacadas ¿Conoces a los vampiros energéticos? aquellos electrodomésticos que consumen energía aun cuando...

¿Conoces a los vampiros energéticos? aquellos electrodomésticos que consumen energía aun cuando no los utilizas

En la actualidad el consumo de energía de espera se toma en cuenta pocas veces, ya que unos cuantos Watts por equipo parecen insignificantes; sin embargo, se trata de un consumo continuo, acumulativo y carente de utilidad. De esta manera, las tendencias hacia un mayor equipamiento electrónico del hogar provocan que la cantidad y diversidad de equipos, con comportamientos energéticos similares, no sólo sumen millones en el país, sino que representen grandes consumos innecesarios.

Todos sabemos que los dispositivos eléctricos hacen la vida más fácil, pero también requieren de energía y algunos consumen más electricidad de lo que piensas. Muchos electrodomésticos continúan gastando energía, aún cuando sólo los tienes conectados, ya sea porque los estés usando o no. Estos aparatos provocan fugas, te hacen desperdiciar dinero y generan dióxido de carbono.

Esta problemática, relativamente nueva, es desconocida por la mayoría de los usuarios o consumidores, pues pocos saben que ciertos aparatos electrodomésticos, al permanecer conectados a la línea de electricidad consumen, apagados o funcionando, casi la misma cantidad de energía.

vampire_energy

Los datos de diferentes estudios llevados a cabo en varios países desarrollados, indican que el rango del consumo energético por concepto de la energía de espera, oscila entre 5 y 11% del consumo total, lo que en cada hogar equivale a tener una carga de 10-60 Watts permanentemente conectada. Estas cifras aumentan en algunos países en vías de desarrollo, donde se estiman valores hasta del 25% del consumo total. En el largo plazo es muy posible ahorrar hasta 70%, lo que representaría 1’341,208 MWh/año, equivalente al consumo total anual de 750,000 hogares. Además, con ello se evitaría, al año de aproximadamente un millón de toneladas de CO2 al ambiente.

¿Cuáles son los equipos que consumen electricidad en espera?

Con base en la información del Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL) se han seleccionado los datos que pueden aplicarse a los aparatos electrodomésticos de uso cotidiano en el sector residencial de nuestro país. Los valores de la energía de espera presentan rangos muy amplios para la mayoría de los aparatos, en gran medida debido a las diferentes potencias de cada uno de ellos. Los minicomponentes, las televisiones, las videocaseteras, los hornos de microondas y los decodificadores de televisión, son los que generalmente están conectados a la línea de electricidad las 24 horas del día, y son los que más pesan en los consumos fantasmas porque permanecen más tiempo en desuso.

Así, en cada hogar hay de tres a diez cargas permanentemente conectadas. Los minicomponentes, las televisiones y la videocasetera son los equipos que más se utilizan en el sector doméstico de nuestro país, de ahí que sean un buen ejemplo para mostrar el impacto del consumo o desperdicio que representa la energía de espera en los hogares mexicanos. En los últimos años se ha incrementado el consumo de energía de espera por equipos electrónicos en los hogares mexicanos y la tendencia es a la alza por el constante aumento de equipos electrodomésticos.

vampirepower

A continuación te compartimos la lista de los equipos electrodomésticos que son considerados como vampiros energéticos.

 

Horno de microondas

Horno de microondas

Encendido: 1,433 watts. Enchufado y con puerta abierta: 25,79 watts. Apagado pero enchufado: 3,08 watts.

 

Cargador del teléfono móvil

Cargador del teléfono móvil

Cargando: entre 2 y 3 watts. Apagado pero enchufado: 0,26 watts.

 

Computadora

Computadora

Encendida: 74 watts. En espera: 21 watts. Apagada pero enchufada: 2,84 watts.

 

Modem

Modem

Modem DSL encendido: 5,37 watts. Apagado pero enchufado: 1,37 watts. Modem de cable encendido: 6,25 watts. Apagado pero enchufado: 3,84 watts.

 

DVD

DVD

Encendido: 9,91 watts. En espera: 7,54 watts. Apagado pero enchufado: 1.55 watts.

 

Televisor

Televisor

Encendido (pantalla normal): 186 watts. En espera: 3,06 watts. Apagado pero enchufado: 2,88 watts. Encendido (pantalla LCD): 28 watts. En espera: 1,38 watts.

 

Laptop

Laptop

Encendida y cargada: 30 watts. Encendida y cargándose: 44 watts. En espera: 15 watts. Apagada pero enchufada: 8,9 watts. Cargador enchufado: 4,42 watts.

 

Estufa eléctrica

Estufa eléctrica

Encendida: 340 watts. Apagada pero enchufada: 4,21 watts.

 

¿Cómo se consume la electricidad de espera?

Del total de la energía de espera que estos equipos consumen, un alto porcentaje es utilizado por un elemento transformador o una fuente de poder, que convierte la electricidad de una tensión primaria en una tensión baja. Una cantidad de esta energía se transforma en calor incluso cuando no se tiene carga, lo que provoca que las pérdidas sean mayores, es decir, cuando del total una mínima parte (que es suficiente) es suministrada para realizar las funciones de espera. El resto de la energía de espera la consumen los microprocesadores, los sensores y las pantallas, elementos que requieren unos pocos miliwatts de potencia para su operación, aun cuando el equipo consuma muchos más mientras está en el modo de espera.

¿Qué hacer para evitar estos consumos?

Para reducir los consumos parásitos o innecesarios de estos equipos se debe entender que la energía es una función de la potencia y el tiempo, por lo que para lograr ahorros en el consumo debemos enfocarnos en dos estrategias:

• Reducir la potencia que usan: A los fabricantes les corresponde rediseñar los modos de operación de estos equipos sin modificar la funcionalidad.
• En los países desarrollados la tendencia es reducir este consumo a 1 Watt por equipo y se tiene la seguridad de conseguirlo a corto plazo.
• Reducir el tiempo de uso o consumo de energía: A los usuarios les corresponde reducir el tiempo de operación, en cualquiera de los modos de apagado con consumo de energía, y puede ser tan simple o sofisticado como:
• Desconectar la carga, retirando la clavija del contacto.
• Usar un interruptor manual o un multicontacto desde el cual se puede cortar la corriente de suministro.
• Utilizar un elemento más sofisticado, como en las computadoras, para apagar totalmente el equipo sin desconfigurar sus funciones.

NO HAY COMENTARIOS

Deja un Comentario

*